Gerard Piqué: tres razones para ser el mejor central del mundo


Por lvar Matusevich: Follow adrianboullosa on Twitter

A sus 25 años, Gerard Piqué ha ganado todo lo imaginable por un jugador cuando comienza su aventura futbolística. Protagonista de excepción de una generación irrepetible, el central del Barcelona acaba de reencontrarse a sí mismo en la Euro 2012.

Inteligente, irónico, ácido y de buena familia, el dandi blaugrana y adalid del buen juego en zonas en donde la mayoría de los entrenadores piden pinchar el balón por los aires, no tuvo una temporada de excepción, a pesar de concluirla con un broche de oro tangible, sobre todo, en el recuerdo que, sin duda, será eterno.

Las lesiones musculares no le dejaron en paz y su casi metro noventa de estatura no encontró ritmo de competición hasta el final de la campaña. La suerte tampoco estuvo de su lado en partidos como ante el Chelsea ya que debió dejar el campo por un choque fortuito con Víctor Valdés. Mil y un rumores lanzó la prensa amarillista pero, la única verdad es que Piqué, cuando tuvo continuidad, volvió a ser lo que es: el mejor central del mundo.

En el momento en el que España comenzó a demostrar su talento ante República de Irlanda, Vicente del Bosque recordó a todos que el grupo estaba respaldado por una dupla maravillosa, la compuesta por el culé y Sergio Ramos, también de gran Eurocopa. En el caso del 3 catalán, su sobriedad, colocación y control espacial, fueron los tres baluartes en los que basó su inacabable jerarquía.

Sobrio, porque no hizo una de más ni arriesgó el balón nunca. Paradójicamente, esto no quiere decir que jugara en largo o se deshiciera de la pelota ante la mínima presencia rival, sino todo lo contrario: la primera salida clara de pelota española fue de los pies de Piqué. Haciendo siempre lo que debía, rápidamente y a los pies de un compañero.

La colocación le valió para potenciar toda su inteligencia táctica y anticipar, no por velocidad, sino por virtudes de tiempista. Es rápido también, pero llega antes porque piensa primero, conoce a los contrincantes y apabulla con su insultante superioridad adivina. Esta es la principal virtud de un central que es crack y Gerard la tiene.

El control espacial le permitió, por ejemplo, cruzar a espaldas de Arbeloa y frustrar los intentos de Cristiano Ronaldo. Ante Portugal, Piqué ganó todos los duelos individuales con el luso y fue, una vez más, el padre del 7 madridista, en sentido futbolístico, claro. Entender y saber manejar los espacios defensivos en una posición en donde la iniciativa de movimientos la tiene el atacante, es una de las características más sobresalientes que podemos encontrar en un defensa y el blaugrana, la tiene.

En resumen, la Euro 2012, ha sido para el nacido en Barcelona el 2 de febrero de 1987, la ocasión de volver a ser él mismo, tener ritmo, no lesionarse, sentirse cómodo en cada partido y dar un mensaje como el que expuso: en la temporada 2012-2013 se verá al mejor Gerard Piqué. No tenemos la menor duda.

Esta entrada fue publicada en Análisis. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Gerard Piqué: tres razones para ser el mejor central del mundo

  1. Koldo Gurutzeta dijo:

    Como de costumbre, participo y me gustan tus art. Mi duda es si Tito tendrá el mismo ascendente sobre él que Guardiola, me parece importante por el revoloteo mediático de su novia.
    Saludos Ivar

  2. fkjasddfj dijo:

    genial visca el barca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s