Los cambios imprescindibles que necesita el fútbol español


Por lvar Matusevich: Follow adrianboullosa on Twitter

En épocas de exclusión social y desamparo ante los recortes más salvajes de la historia democrática española y más allá, el fútbol nacional debe encabezar una serie de medidas que puedan promover el crecimiento de los clubes –y de los individuos- sin necesidad de depender de la banca o de la morosidad.

La cantidad de equipos –deberíamos tener una liga de 18- y partidos, aunque atente contra los derechos televisivos, debe ser revisada desde una óptica realista y descarnada, sin recurrir a los parches de siempre mientras creemos que, por ganar la Eurocopa, este país inventó la pelota.

Hay, en sentido reformista, algunas medidas que pueden ser interesantes para dejar de desprestigiar algunas de las competiciones. Por ejemplo, la Copa del Rey debería dejar de jugarse a dos partidos en todas las instancias menos en la final. Quizás, podríamos optar por lo contrario: muerte súbita en todas las eliminatorias menos en el duelo por el campeonato.

Las rondas, semifinal inclusive, es imprescindible que se disputen a partido único en campo del más débil por divisional –si hay dos conjuntos de Primera, en la cancha del último clasificado-. Con esto aseguramos que los equipos pequeños sumen un buen pellizco a sus arcas y que, por otro lado, que los poderosos no se relajen ante la sorpresa que te puede dar cualquiera en noventa minutos. La gran final, a doble partido y evitar que, según capricho, las instituciones no cedan sus estadios. Es esto o un calendario serio de destinos, es decir, que sepamos el lugar de las próximas cinco finales de Copa.

El apartado disciplinario es otro de los absurdos en los que los intereses particulares son los motivos recurrentes de los que gobiernan la RFEF y de los que quieren salir beneficiados. No importa si es un cochinillo o una agresión: las compensaciones suman errores y falta de credibilidad. Hay que acabar con esto ya y obligar a que se actúe de oficio ante alevosías como las de Pepe contra Messi. Las agresiones deben pagarse y si el árbitro no las ve, suspenderlo.

No es posible que, como acto frecuente, el árbitro que se equivoca termine siendo premiado con europeos, mundiales o partidos importantes en Champions. Un fútbol serio se construye, no desde los títulos, sino a partir de la honradez y la transparencia. Por ahora languidecemos en la opacidad, lamentablemente.

En cuanto a la financiación, hay que acabar, de una vez por todas y junto al fair play propuesto por UEFA, que los clubes acaben por fichar grandilocuencias a base de créditos ventajosos, millonarios y que, a todas luces, se traducen en una opulencia ficticia. Sin entrar en nombres propios, hemos visto y comprobado cómo Bankia, y su posterior quiebra que pagaremos todos, facilitó en su día, dos de los fichajes más caros de la historia. Es inmoral, sea quien sea el favorecido.

No se entiende cómo los clubes que en asamblea societaria sacan pecho con ganancias bestiales, terminan por recurrir a préstamos, influencias y beneficios espurios e incomprensibles en un contexto de quiebra general, incluyendo las empresas que dirigen –en privado o no tanto- quienes presiden las pomposidades de las sociedades civiles deportivas en cuestión.

Y para prevenir la desquiciante necesidad del negociado, junto a los demás clubes europeos, debemos impulsar un fútbol de canteranos con cuotas obligatorias en el once titular. La medida debería ser progresiva y comenzar con un mínimo de tres titulares por partido formados en el club. ¿Cómo definir canterano? Simple: dos años como mínimo en el fútbol base del club que lo hace debutar. El porcentaje no necesariamente debe ser acompañado dentro de la plantilla, pero sí con la cantidad de futbolistas habilitados para ocupar los puestos del primer equipo. Lo óptimo sería terminar con la mitad más uno de canteranos en cada once titular.

Con esto favoreceríamos la formación, obligaríamos a los clubes a que se ocuparan de labores sociales impulsando el crecimiento deportivo e intelectual de los chicos a los que tutelan y contribuir, en épocas de miseria como estas, a la inclusión e igualdad de oportunidades desde el ámbito deportivo.

Y no confundir canteranos con nacionales. El famoso 6+5 impulsaba que cada club tenga la mayoría simple de jugadores “seleccionables” en la formación inicial de cada jornada. Es un error, porque no es cuestión de banderas sino de detener el gasto irracional. Por ejemplo, el Barcelona podría pagar 50 millones por Xabi Alonso y con esto no arreglaríamos ni el tema de la financiación ni el social.

Por tanto, repito, las nacionalidades no importan, sino la pedagogía desde los niveles infantiles: valores, absorción del éxito y del fracaso, solidaridad y compañerismo, además de asignaturas, alimentación y cultura del esfuerzo, se enseña y se aprende desde el deporte. Es la sociedad que el fútbol debe contribuir a crear.

En resumen, desde la ingenuidad y la simpleza, he tratado de aportar mi granito de arena a la situación tan espantosa que vive nuestra sociedad. El fútbol no es solo un entretenimiento sino un puente que lanza mensajes. Ahora, también debe implicarse en acciones transformadoras ya que el estado, aquello por lo que antes pagábamos impuestos, se hunde a la vez que nos obligan a costear la fiesta de los que lo arruinaron.

Esta entrada fue publicada en Análisis, Opinión. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los cambios imprescindibles que necesita el fútbol español

  1. Relaxación dijo:

    Ivar, Bankia no ha quebrado por los créditos al Madrid. El Madrid seguirá pagando su crédito.
    El problema es el aval de un club, y el del Madrid es el más grande, y si a ello le sumas recalificaciones de terrenos estratosféricas pues…

    • No digo que quebró por eso, simplemente digo que el fútbol es un absurdo en cuestiones financieras y las relaciones están a la vista. No hay causa-efecto en mi argumento sino relaciones simples. No puede haber crédito ilimitado por más aval que sean Madrid, Barça o el que sea y menos en estos momentos o en anteriores que desembocaron en estos. Abrazo y gracias!

  2. girspunt dijo:

    Me parece todo lo escrito muy coherente, sensato y con sentido comun, que es precisamente los requisitos que faltan a los dirigentes del futbol español y es que don dinero es muy malo y hay muchos intereses, despues la gente tambien es muy maleable solo hay que recordar lo que paso cuando se quiso descender al Sevilla y al Celta ( creo ) salieron las 2 aficiones a la calle a protestar y en cambio somos incapaces de salir con la que esta cayendo en España, donde tambien se hechan en falta sensatez y sentido común.

  3. Ivan dijo:

    muy bien dicho!

  4. Marcos dijo:

    Apuntando siempre al Madrid, la lanza y, corazón a matar.
    Pd: apuntando siempre al ‘Madrid’ si no le señalabas -como sieeempre- estaría muy bueno, es bastante razonable. (excelente articulo.)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s